AVES - OCELLS - BIRDS - OISEAUX DEL PARC DE DIAGONAL MAR

El presente Blog pretende recoger las novedades ornitológicas que se produzcan en el Parc de Diagonal Mar de Barcelona. Desde su inauguración, en el 2002 hasta el 2016 se han detectado un mínimo de 153 especies de aves. Toda esta información, hasta el momento, se ha ido recopilando en los informes "Parc de Diagonal Mar. Memoria de Fauna". El más actual de estos informes se puede descargar directamente desde este blog. Está abierto a la participación de todos aquellos que quieran aportar citas.Las imágenes de este blog pertenecen a sus propietarios y no pueden ser utilizadas sin consentimiento expreso de los mismos.

martes, 16 de febrero de 2016

EL LAGO, SIN VIDA...

La falta de agua en el lago mayor, a excepción de la acumulada por la lluvia, no parece ser impedimento para algún numantino especimen amigo de lo acuático... Así ha ocurrido cuando un macho de martín pescador (Alcedo atthis) se ha posado sobre la jaula que queda al aire libre del lago mayor. Desde allí se miraba el agua limpia, presuntamente sin peces, hasta que después de 5 minutos ha volado hacia la costa. Quizás no sepa este martín que sí que hay todavía un charco rebosante de gambusias en el parc... Lo que sí he podido hoy denotar ha sido un aumento considerable de mosquiteros comunes (Phylloscopus collybita) de los que he podido contar 17 ejemplares en tan solo 2 árboles. 
Ahora buen, la escena más impactante la he podido ver con nuestro amigo Oriol Ramos... Cuando abandonábamos el parc, hemos localizado a 1 garcilla bueyera (Bubulcus ibis) a unos 15 metros de nootros, separados eso sí, por una valla. El ave, se mostraba inmóvil, como una estatua, junto los forjados metálicos que mantienen enl empedrado del lago mayor. Quizás acechaba a alguna lagartija. Estos días ya las he visto, tomando el sol, desperazadas, aunque la temperatura de hoy podría mantenerlas menos activas. Esto debía de pensar el espulgabueyes, cuando de repente ha lanzado su acerado pico y ha capturado un ejemplar de importantes dimensiones. Después de machacarla con su pico y colocársela, se la ha tragado. Y pensando quizás que aún era poco botín, ha seguido los forjados buscando otro plato de su gusto. Mientras, quizás la lagartija muerta se movía en el cuello del ardeido, y el ave realizaba un sinuoso baile con el mismo para adecuarla mejor a su longilíneo espacio...