AVES - OCELLS - BIRDS - OISEAUX DEL PARC DE DIAGONAL MAR

El presente Blog pretende recoger las novedades ornitológicas que se produzcan en el Parc de Diagonal Mar de Barcelona. Desde su inauguración, en el 2002 hasta el 2016 se han detectado un mínimo de 153 especies de aves. Toda esta información, hasta el momento, se ha ido recopilando en los informes "Parc de Diagonal Mar. Memoria de Fauna". El más actual de estos informes se puede descargar directamente desde este blog. Está abierto a la participación de todos aquellos que quieran aportar citas.Las imágenes de este blog pertenecen a sus propietarios y no pueden ser utilizadas sin consentimiento expreso de los mismos.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

¿LAS RATAS DEPREDAN PAJARILLOS?

Ayer observé una curiosa situación. En primer lugar, no había detectado a ningún párido en el parc, salvo algunos herrerillos comunes (Parus caeruleus) dispersos. Y todo después de hacer el recorrido completo y ni escucharlos. Pensé que algunos habrían marchado como los mitos (Aegithalos caudatus). Pero casi a la caida del atardecer, éstos se concentraron en la zona de cipreses de pantano del lago mayor. Aparecieron un mínimo de 6 mitos, 7 herrerillos comunes (Parus caeruleus), 1 reyezuelo sencillo (Regulus regulus), acompañados ellos, por más de una decena de mosquiteros comunes (Phylloscopus collybita), algunos gorriones comunes (Passer domesticus), 2 machos de curruca capirotada (Sylvia atrcapilla). Ante tanta multitud, el ruiseñor bastardo (Cettia cetti) se movía nervioso y no quería nadie a su sitio, cosa difícil. Es evidente que la concentración súbita de todas estas aves debe tener por fin mejorar su seguridad. Ahora bien cada especie utilizaba el espacio de forma diferente. Los mitos tan solo bajaban a bañarse y arreglarse el plumaje, tranquilamente y de forma confiada. En cambio los herrerillos comunes no se bañaban, tan solo buscaban alimento entre la vegetación acuática. Las currucas se bañan, no se alimentan, pero no se quedan a arreglar el plumaje. Y los mosquiteros se bañan y se arreglan el plumaje unos, y buscan alimento otros. En cuanto al reyezuelo sencillo, este ni se baña ni se alimenta, tan solo parece seguir a los mitos y bebe puntualmente agua...
Ante tanto movimiento, se dio otro bien llamativo. Una rata (Rattus norvegicus) corrió rauda por una rama entre los pajarillos. Estos saltaron a ramas superiores pero no abandonaron el espacio. El movimiento de la rata semejó más el de un intento de captura que no al de querer esconderse. Tampoco había motivo. Me quedé con la sensación que quizás podría intentar capturar un pajarillo... pero no lo hizo.