AVES - OCELLS - BIRDS - OISEAUX DEL PARC DE DIAGONAL MAR

El presente Blog pretende recoger las novedades ornitológicas que se produzcan en el Parc de Diagonal Mar de Barcelona. Desde su inauguración, en el 2002 hasta el 2016 se han detectado un mínimo de 153 especies de aves. Toda esta información, hasta el momento, se ha ido recopilando en los informes "Parc de Diagonal Mar. Memoria de Fauna". El más actual de estos informes se puede descargar directamente desde este blog. Está abierto a la participación de todos aquellos que quieran aportar citas.Las imágenes de este blog pertenecen a sus propietarios y no pueden ser utilizadas sin consentimiento expreso de los mismos.

viernes, 16 de octubre de 2015

AÚN MOSQUITERO BILISTADO

Después de la observación de un mosquitero bilistado (Phylloscopus inornatus) el domingo por Alex Mascarell era casi obligado iniciar un búsqueda en la zona que comentaba él cercana al lago. Como los que coconoceréis el parque, entrando a mano izquierda desde Selva de Mar, hay una alineación de chopos, en concreto álamos blancos ya bien crecidos y de aproximadamente un centenar de metros. Esperaba allí encontrarlo y oir su reclamo para mayor facilidad. Pero la presencia en los toboganes de un grupo de escolares más unas sierras de aluminio en edificio contiguo dificultaban la escucha notablemente. No obstante, el ruido fue disminuyendo....
En esta zona había una verdadera explosión de aves. Una densidad pocas veces vistas en el parc y dada sin duda a los insectos que se encuentran en los álamos blancos, más ciertos frutos cercanos como el cotoneaster horizontal, explotado por capirotadas
Al bilistado no se le escuchaba y había que sumar que, como minimo, en esta zona había 40 mosquiteros comunes, quizás 50, por lo que no se podía dejar de aver avecillas moviéndose entre las ya dificultosas hojas de los álamos. Tenía que sumar tan solo en el lugar, como mínimo 8 currucas capirotadas (Sylvia atricapilla), una decena de petirrojos (Erithacus rubecula) muy excitados, 5 zorzales comunes (Turdus philomelos), 3 currucas cabecinegras (S. melanocephala) y 2 herrerillos comunes (Parus caeruleus). Para redondear la concentración de aves posadas en estos álamos, en la colina habia una concentración de unos 20 gorriones comunes (Passer domesticus) y 3 gorriones molineros (Passer montanus) que en 2 ocasiones volaron a los chopos como protección ante personas. 
La única posibilidad ante tanta densidad y sin reclamo del ave era comenzar a mirar mosquiteros y tener suerte. Por tal motivo, me recorri en 3 ocasiones el transecto de toda la chopera alineada viendo y viendo a los mosquiteros comunes y observando como se alimentaban frenéticamente, muchas veces recogiendo su alimento del envés blanquecino de estos álamos. Y cuando ya comenzaba a pensar que era factible que el ave hubiera marchado después de 4 días (aunque estas aves suelen asentarse) saltó la sorpresa. En una rama más lateral y externa, no muy alta, repetí la localización de un mosquitero que al cambiar de posadero, me dejó ver con nitidez su dorso. Allí estaba el bilistado, con sus cejas y barras bien marcadas, amarillentas, pero mostrando, una coloración no tan contrastada al de imágenes de estos días, ya que no mostraba esas coloraciones oscuras del dorso que hacen contrastar más el amarillo. El ave tan solo puedo ser vista, aunque de forma cercana y nítida, durante 2-3 segundos ya que voló directamente a la copa del álamo. No la puede localizar de nuevo, a pesar que nuestro amigo Jordi Cebrián su unió a la búsqueda durante  un buen rato posterior. 
Jordi comenta que él pudo observar a la especie el año pasado en Manlleu y que en en aquella ocasión tampoco reclamaba y no fue fácil tampoco localizarla. Parece por lo tanto que la emisión del reclamo se hace fundamental para la localización de la misma. 
Buscando bibliografía específica extranjera, el ornitólogo Vinicombe en su guía "Le guide expert de l'ornitho" establece que la especie puede estar bastantes largos momentos en silencio, siendo sus reclamos más vespertinos. Y habla de su tendencia a moverse por las copas de los árboles. Así mismo muestra un dibujo de ave poco contrastada muy similar a la observada refiriéndose al plumaje que posee cuando precisamente llega al final del invierno, fechas no coincidentes con las actuales.
Intentaré en mis paseos localizarla de nuevo e iré informando ya que me gustaría escuchar el reclamo "natural" del ave.