AVES - OCELLS - BIRDS - OISEAUX DEL PARC DE DIAGONAL MAR

El presente Blog pretende recoger las novedades ornitológicas que se produzcan en el Parc de Diagonal Mar de Barcelona. Desde su inauguración, en el 2002 hasta el 2016 se han detectado un mínimo de 153 especies de aves. Toda esta información, hasta el momento, se ha ido recopilando en los informes "Parc de Diagonal Mar. Memoria de Fauna". El más actual de estos informes se puede descargar directamente desde este blog. Está abierto a la participación de todos aquellos que quieran aportar citas.Las imágenes de este blog pertenecen a sus propietarios y no pueden ser utilizadas sin consentimiento expreso de los mismos.

domingo, 16 de enero de 2011

UNA FRIA Y BELLA MAÑANA


En los parcs urbanos nunca se sabe... Esta mañana, después de un paseo en el día de ayer por las terres de l'Ebre, me tocaba deambular por el parc. La mañana se presentaba fresca pero cristalina. Los pinzones vulgares (Fringilla coelebs) se concentraban en la tierra repleta de semillas. Y sus machos comenzaban a envalentonarse con estos limpios rayos de sol que anuncian primavera. Los mosquiteros comunes (Phylloscopus collybita) pacían en la hierba, al descubierto. Como bisbitas u otros pajarillos más terrestres explotaban el suelo, hasta que el reclamo de alarma de uno de ellos les ha hecho volar a un arbolillo. Les sobrevolaba una urraca (Pica pica)...

En el lago, con muy poca agua, nada menos que 5 cormoranes grandes (Phalacrocorax carbo) descansaban en los tubos metálicos. Probablemente ya habían exprimido estas aguas al amanecer; aguas en las que deben quedar pocos peces pero suficientes para apaciguar el hambre de sus estómagos. Gaviotas, las de siempre; reidoras, una cabecinegra y cuatro sombrías, una de ellas muy oscura...

El secarral permite la presencia aún de algunas ocas (Anser anser), de una pareja de ánades reales (Anas platyrhynchos), una polla Negritade agua (Gallinula chloropus) y de los 2 incapacitados porrones moñudos (Aythya fuligula).

Pero las mañanas tranquilas y soleadas del invierno te regalan en ocasiones con curiosos comportamientos que demuestran que las aves se buscan la vida a pesar de las adversidades en que los humanos les permitimos sobrevivir.

La zona de los cedros de pantano es uno de los mejores lugares para contemplar a las currucas capirotadas (Sylvia atricapilla). Allí, descienden por sus ramitas al líquido elemento, donde ocasionalmente beben, capturan insectos o se bañan. Al haber desaparecido el agua, como les será posible mantener en buen estado su plumaje.... Cómo lo harán... Los gorriones comunes (Passer domesticus) se bañan en arena... Una curruca llega y comienza frotarse contra vegetación una y otra vez. Casi 10 minutos. Se confía. Se deja fotografiar. El silencio es primordial... El disparador de la cámara le llama la atención. Pero no la distrae de su objetivo... Finalmente, acaba empapada del agua que nadie ve... Y se dirige a la intinidad del cedro, donde se atusa su plumaje.... Son de estas cosas que, sentado en un banco, te hacen reflexionar. ¿Porqué ir a lugares o paises lejanos a ver maravillas, cuando tan solo, cerca de casa y con la curiosidad de un niño grande, puedes disfrutar de comportamientos tan aleccionadores...