AVES - OCELLS - BIRDS - OISEAUX DEL PARC DE DIAGONAL MAR

El presente Blog pretende recoger las novedades ornitológicas que se produzcan en el Parc de Diagonal Mar de Barcelona. Desde su inauguración, en el 2002 hasta el 2016 se han detectado un mínimo de 153 especies de aves. Toda esta información, hasta el momento, se ha ido recopilando en los informes "Parc de Diagonal Mar. Memoria de Fauna". El más actual de estos informes se puede descargar directamente desde este blog. Está abierto a la participación de todos aquellos que quieran aportar citas.Las imágenes de este blog pertenecen a sus propietarios y no pueden ser utilizadas sin consentimiento expreso de los mismos.

lunes, 17 de mayo de 2010

MAS CHOTACABRAS...


Esta tarde me he vuelto a pasar por aquel lugar donde hace unos días se localizó un macho de chotacabras gris (Caprimulgus europaeus). No ha habido suerte. Es más que probable que el ave ya haya volado, a pesar que esta tarde había un viento algo desagradable, en algunos momentos con fuertes ráfagas de viento. Tampoco quedaba en este parterre ningún otro migrante.

He puesto rumbo al Parc, sabedor quizás que el buen tiempo hubiera borrado la presencia de migrantes. Y más bien ha ocurrido así. No quedaban apenas pajarillos. Por otra parte en el parc había bastante gente, en lugares además estratégicos. Y en el Pipi-Can, el único lugar tranquilo tan solo he podido detectar a un par de urracas (Pica pica), bebiendo de la fuente. Eso, sin olvidar que un perro de raza peligrosa campaba a sus anchas por el Parc, donde hoy he visto fugazmente a un guarda que no ha reparado en el mismo. Os cuelgo una foto del "perrito".

Pero esto no es lo más importante del día. Antes de abandonar el Parc, en mitad del césped castigado por el sol, he visto un bulto oscuro y he pensado: "No puede ser...". Otro chotacabras gris (Caprimulgus ruficollis). Rápidamente he pensado que podía tratarse del detectado días anteriores en la Ronda, a menos de 300 metros. Pero no me ha dado tiempo de sacar la pequeña cámara cuando ha volado, sin mostrarme ni manchas alares ni rectrices externas blancas. Debía por lo tanto tratarse de una hembra, a la que he seguido volando, posándose en la calle opuesta del parc, de nuevo cerca del Pipi-Can. He ido hacia allí y he intentado localizarlo, sin éxito. Tampoco en este aspecto insisto mucho, ya que no quiero levantar a las aves, que ya tienen suficiente con tener que descansar en lugares tan extraños para ellas.

Para finalizar, y ya cuando abandonaba el parc, me he encontrado una hembra de colirrojo real (Phoenicurus phoenicurus), luchando al descubierto con una buena lombriz que había extraído del césped. Allí la he dejado, sola ante el peligro...